Patriarcado propone crear “Consejo de las Iglesias de Irak”

Entre los objetivos del futuro Consejo está la “promoción del espíritu de unidad” entre las diversas realidades cristianas presentes en el país.

Bagdad (AsiaNews)- El patriarcado caldeo, bajo la iniciativa del primado mar Louis Raphael Sako, lanza una propuesta formal a todas las comunidades cristianas del país, finalizada con el nacimiento de un “Consejo de las Iglesias de Irak”. Los detalles de la iniciativa son ilustrados hoy en un comunicado oficial, publicado en el sito del patriarcado y enviado para su conocimiento a AsiaNews. En el texto se explica que el organismo, con sede en Bagdad, “es un ente religioso que incluye a las familias de la Iglesia católica, asiria, ortodoxa y evangélica, presentes en Irak”.

Entre los objetivos del futuro Consejo de la Iglesias de Irak está la “promoción del espíritu de unidad” entre las diversas realidades cristianas presentes en el país. Además, la “coordinación” de las actividades educativas y sociales. La nota del patriarcado prosigue ilustrando las otras tareas del organismo: organizar encuentros de oración; unificar las posiciones y los discursos referidos a temas y eventos de carácter nacional, con una particular atención a la justicia social, a la igualdad y a los derechos de los cristianos. Otro sector que hay que profundizar según una visión común es el diálogo con los musulmanes y los otros credos presentes en el país; el objetivo de este trabajo es la “promoción de una cultura de paz y de coexistencia armoniosa”.

Según las intenciones, el Consejo debería estar formado por dos organismos. El primero, ejecutivo, formado por el patriarca caldeo, por el patriarca de la Iglesia asiria del este, del patriarca de la Iglesia antigua del este, del obispo jefe de la comunidad siro-ortodoxo. Además, deberían estar presentes el obispo sirio-católico, el armenio-ortodoxo, el obispo armenio-católico, el obispo de los Latinos, un representante de la Iglesias evangélicas, un exponente de la Iglesia copta, uno de la Iglesia griego-ortodoxa y un griego-católico.

El segundo consejo, general, estará en cambio compuesto por todos los jefes de las Iglesias y por todos los obispos de las respectivas comunidades cristianas de las varias denominaciones y confesiones.

En la nota del patriarcado caldeo se explica que el Consejo ejecutivo se debería reunir “cada tres meses” y el Consejo prevé al menos un encuentro anual. Las decisiones serán tomadas con el voto favorable de la mitad más uno de los participantes.

Las cartas oficiales publicadas por el neonato “Consejo de las Iglesias de Irak”, llevarán la firma del presidente del Comité; en caso de ausencia, serán firmadas y publicadas por su vice en cargo.

Al vértice del Consejo estará el patriarca de la Iglesia caldea; el vice será el jefe de la Iglesia asiria del este o el patriarca de la Iglesia antigua del este o en su lugar uno de los líderes de las Iglesias locales con el más alto número de fieles (este de la vice-presidencia, es un nudo que será resuelto en ocasión del encuentro del Consejo general).

Definido el Consejo y delineada la estructura, ahora los vértices del patriarcado caldeo esperan las respuestas de los jefes de las otras denominaciones cristianas presentes en el país. En el momento en el cual llegará el vía libre de parte de todos los representantes se procederá a la ratificación formal, el gobierno regional de Kurdistán, a las Iglesias y a los fórum internacionales para el reconocimiento definitivo.

 

 

@voxfides

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.