5 Tips para enseñar a nuestros hijos a amar a la Virgen

Virgen María

La Virgen María es una figura importante en la vida de los católicos, es por esto que nuestros hijos deben comunicarse con ella por medio del rezo. 

Debemos acostumbrar a nuestros hijos a hablarle a la Virgen María como a una Madre, que la vean como la persona que es y no como sólo una figura producto de la imaginación o como un personaje de cuento

 

No hay hijo que no ame a su mamá y que ella no le haga caso, por más que se porte mal, siempre será su mamá.

Lo mismo pasa con la Virgen María, es súper importante que nuestros hijos, y nosotros mismos, veamos a María como madre, por eso aquí dejo 5 Tips para educar a nuestros hijos así.

Primero.- Que le hablen a María. Para que haya cariño por alguien es necesario conocerlo y le podemos conocer al comunicarnos, ya que así podemos saber cómo piensa, que necesita, que le gusta etc.

Al hablar con María podemos conocerla, ella nos puede conocer, saber que necesitamos y lo que nos tiene angustiados; saber lo que nos gusta y lo que nos hace feliz.

Debemos acostumbrar a nuestros hijos a hablarle a María como a una Madre, que la vean como la persona que es y no como sólo una figura producto de la imaginación o como un personaje de cuento. Esto les hará más cercanos a ella.

Segundo.- Que le ofrezcan cosas buenas. Cuando queremos a alguien buscamos darle regalos, es igual en la parte espiritual. Si buscamos darle regalos a María se va haciendo más fuerte el vínculo con ella.

Nuestros hijos pueden comenzar por ofrecerle pequeños regalos al portarse bien o rezarle varias veces al día. Mientras más ofrecimientos, más se va fortaleciendo la relación.

Tercero.- Que piensen en ella. Cuando uno quiere a una persona, piensa en ella, en como agradarle y en cómo hacerla feliz. Es necesario tener a María en el pensamiento para buscar hacer cosas que la hagan feliz.

Cuando nuestros hijos son pequeños puede ser difícil que la tengan presente, por eso debemos ayudarles teniendo imágenes de ella en casa, así será más fácil que la tengamos presente a lo largo del día.

Cuarto.- Que vayan a verla a su casa. Otra forma de demostrar nuestro cariño por alguien es yendo a visitarlo a su casa, es por eso que también es muy bueno acostumbrar a nuestros hijos desde pequeños a ir de peregrinación a la casa de nuestra madre del cielo.

No tiene que ser algo muy pesado o cansado, podemos empezar por ir en vehículo hasta el templo y comenzar nuestra peregrinación con nuestros hijos pequeños en el atrio de la Iglesia. Conforme crezcan nuestros hijos podemos ir comenzando a peregrinar un poco más lejos cada vez. 

La peregrinación es una forma de demostrarle a nuestra madre del cielo nuestro cariño y es un gran regalo para ella.

Quinto.- Que estén atentos a sus fiestas. Quien quiere a alguien tiene presente su cumpleaños y sus aniversarios. Pues es lo mismo con la Virgen, es muy bueno inculcar en nuestros hijos el amor por las diferentes fiestas y advocaciones de la Virgen, para tener más oportunidades de hacer fiesta y regalarle nuestras buenas obras.

Debemos tener claro que es la misma Virgen María solo presentada con diferente vestido y haciendo visita en diferente lugar a quien celebramos a lo largo del año.

A veces las tradiciones de las fiestas para la Virgen se van perdiendo por el ritmo de vida y porque las costumbres de los lugares van cambiando, pero de nosotros depende que nuestros hijos aprendan estas devociones y las pongan en práctica, siempre buscando estar cerca de nuestra madre del cielo para así estar bajo su protección y cuidado.

 

 

Te puede interesar: ¿Y tú, quién dices que eres? 

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de voxfides.com

@voxfides