Jesús está realmente en la Eucaristía

Santísimo en la custodia/Día de las mulitas

En el jueves de Corpus Christi se conmemora la presencia de Jesucristo en la Sagrada Eucaristía.

En la Solemnidad de Corpus Christi se celebra la presencia de Jesucristo en la Sagrada Comunión. Es en la fiesta del Cuerpo y la Sangre de Cristo donde se recuerda la institución de la Eucaristía, que tuvo lugar en la Última Cena.


La fiesta de Corpus Christi, que en latín significa “Cuerpo de Cristo”, es una fecha que instituyó la Iglesia Católica para celebrar la presencia real de Jesús en la Sagrada Eucaristía.

Su origen se remonta a 1246 gracias a una religiosa de nombre Juliana de Mont Cornillon que, creyente ferviente de la presencia de Jesús en la Eucaristía, promovió la idea de celebrar una fiesta en su honor para venerar el sacrificio.

Pero fue hasta que ocurrió un milagro eucarístico en la ciudad italiana de Bolsena cuando se instituyó formalmente la Solemnidad de Corpus Christi.  

El obispo Benedetto Tuzia, de la diócesis de Orvieto-Todi, lugar del milagro eucarístico, cuenta que en el siglo XIII un joven sacerdote alemán tenía dudas sobre la certeza del misterio eucarístico, por lo que se le aconsejó peregrinar a la tumba de los apóstoles para reencontrarse con la fe.

A su regreso, celebró la misa en lo que hoy es la basílica de Santa Cristina. Al momento de la consagración y ya con la fe renovada “vio en sus manos la Eucaristía consagrada con Sangre que salía de Ella, que se caía en el altar” y que además manchaba el corporal.

En ese entonces, el papa Urbano IV pidió la investigación del acontecimiento y, una vez comprobado por él mismo, en 1264 decretó en su bula Transiturus que la Iglesia Universal celebraría la solemnidad de Corpus Christi el jueves posterior al domingo de la Santísima Trinidad. 

 

 

Corpus Christi en México

 “Hay cosas que no entendemos, pues no alcanza la razón; mas si las vemos con fe, entrarán al corazón”, se lee en la secuencia de la liturgia de la solemnidad de Corpus Christi.

 En las parroquias de nuestro país, además de la celebración eucarística, se acostumbra salir en procesión por las calles aledañas a los templos con el Santísimo Sacramento, y se procede a la adoración a la Hostia Consagrada. 

 En México, el jueves de Corpus Christi también es popularmente conocido como el Día de las Mulas. Como parte de una tradición se acostumbra a caracterizar a los pequeños como “inditos”. Las prendas de manta, huaraches, trenzas, bigotes, sombreros y canastas de palma, son los elementos principales de los disfraces.

 Dicha tradición surge por un relato que cuenta que, en la fiesta del Cuerpo y la Sangre de Cristo en la Catedral de México, los campesinos solían llevar cargadas sus mulas con frutos y obsequios como señal de agradecimiento a Dios.

 Según Catholic.net un hombre de nombre Ignacio tenía dudas sobre su vocación sacerdotal y en la fiesta de Corpus Christi, cuando el Santísimo Sacramento pasó frente a él, pensó que si realmente Dios estaba en la Hostia Consagrada hasta las mulas doblarían la rodilla, y en ese mismo instante una mula se arrodilló.

Ignacio interpretó el hecho como una señal y consagró su vida a Dios.

 

Te puede interesar: Multiplicación de hostias. Un milagro mayor

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.