Conoce la devoción a la Divina Misericordia. Este domingo es su fiesta.

“Pinta una imagen según el modelo que ves y firma ‘Jesús, en tí confío’”, fueron las indicaciones que Jesucristo en su aparición le dio a Santa Faustina.

La devoción a la Divina Misericordia surge en 1931, cuando Jesús se aparece ante Santa Faustina Kowalska y le pide que se encargue de que su imagen sea pintada, además de contarle al mundo que “el alma que la venere no perecerá”.

La primera vez que se ilustró lo hizo Eugenio Kazimirowski, quien finalizó en 1934, sin embargo, al ver la obra terminada Sor Faustina rompió en llanto, ya que esta no transmitía  ni reflejaba la belleza de Jesucristo. Más tarde la Congregación de las Hermanas de la Madre de Dios de la Misericordia pidieron a Estanislao Btowski que realizará una segunda imagen, que logrará transmitir mucho más, posteriormente Adolf Hyla se encargó de pintar la imagen que hasta el momento es la que ha logrado ganar el corazón de los fieles. 

Significado

“Tenía una mano levantada para bendecir y con la otra tocaba la túnica sobre el pecho, en la abertura de la túnica resplandecían dos rayos: uno rojo y uno pálido”, fue como describió Santa Faustina la imagen que tenía Cristo al aparecérsele. 

Los dos rayos significan la sangre y el agua. El rayo de sangre es la vida de las almas, mientras que el rayo pálido es el agua que justifica a las almas, estos rayos protegen a las almas de la “indignación” de Dios hacía las almas.

Además Jesucristo le aseguró a Santa Faustina que la Fiesta de la Misericordia es un “refugio y amparo para todas las almas, especialmente para los pecadores”, esa fiesta es para adorar la misericordia que Jesús tuvo al morir por nosotros. Al adorarle en su misericordia en esta fecha se podrán ganar grandes gracias. 

En esta fecha se pueden recibir indulgencias plenarias, se concede a los fieles que tengan una activa participación en los actos de piedad en honor a la Divina Misericordia, además de que se recomienda dedicar tiempo de oración, reflexión y agradecimiento a Jesucristo por su infinita misericordia ante el pueblo y por supuesto llevar a cabo la confesión, recibir la Sagrada Comunión y pedir por el papa y sus intenciones (Padre Nuestro, Ave María, Gloria y Credo, se puede añadir la jaculatoria “Jesús, yo confío en TI”)

La fiesta de la Divina Misericordia se estableció oficialmente el 23 de mayo del 2000 por ordenes de San Juan Pablo ll y por la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina, el objetivo de esta celebración es realizarse el  domingo después de Semana Santa con el fin de agradecer y venerar el sacrificio de Cristo.

DECRETO. Se enriquecen con indulgencias actos de culto realizados en honor de la Misericordia divina.

 

@voxfides

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.