Vivamos bajo la protección del Sagrado Corazón de Jesús

Protección de Jesús

El Sagrado Corazón de Jesús nos vino a traer toda una espiritualidad especial donde el Amor y la esperanza tienen un lugar primordial y donde la devoción y frecuencia a la Eucaristía son básicas.

El Sagrado Corazón de Jesús nos vino a traer toda una espiritualidad especial donde el Amor y la esperanza tienen un lugar primordial y donde la devoción y frecuencia a la Eucaristía son básicas.

Acabamos de celebrar esta solemnidad y muchos podrían pensar que ya pasó el tiempo del Sagrado Corazón de Jesús pero en realidad esta devoción nos debe acompañar durante toda nuestra vida, por lo que debemos buscar estar dentro del Corazón de Jesús para recibir su Amor.

Y si lo hacemos en familia es mucho mejor, por eso aquí te dejo mis 5Tips para vivir bajo la protección del Sagrado Corazón de Jesús, en familia.

PRIMERO. Que todos conozcan la historia del Sagrado Corazón de Jesús.
Existen muchas opciones para conocer cómo Santa Margarita recibió el mensaje del Sagrado Corazón de Jesús Corazón de Jesús y como en mayo de 1673, le da sus promesas para los que sean devotos y propaguen el Corazón de Jesús.

Podemos echar mano de libros, películas y devocionarios para que cada uno de los miembros de nuestra familia lo puedan conocer a su nivel. Mientras más a detalle la conozcan, más se enamorarán del Sagrado Corazón de Jesús pues conocerán el inmenso Amor que nos tiene.

SEGUNDO. Que todos tengan claro el significado del Corazón.
Es una imagen muy bella y que debemos conocer bien porque tienen un gran significado y valor ya que Jesús mismo nos deja ver su Corazón.

En primer lugar está el Corazón traspasado de Jesús que está vivo porque aun sangra, está rodeado de una corona de espinas para recordarnos que sufrió mucho por su gran Amor por nosotros. También está rodeado de unos rayos de luz que simbolizan que él nos ilumina siempre. Arriba del corazón esta una pequeña cruz rodeada de fuego que simboliza los dolores más íntimos del Jesús, esos por los que Jesús sintió la tentación de dejarlo todo y que sudó sangre en el huerto de los olivos. Y el fuego que los rodea es el fuego del Amor de Dios que todo lo purifica.

TERCERO. Conságrense al Sagrado Corazón de Jesús.
Siempre es buen momento para hacerlo ya que el acto de consagrarse en sí, darle el control de tu vida al Corazón de Jesús y eso es garantía de que siempre buscará llevarnos al cielo.

Debemos recordar que este camino al cielo no siempre es el más sencillo, pero es el más seguro. Además, Jesús nos puso el ejemplo ofreciendo su vida por nosotros, entonces nosotros podemos ofrecerle nuestra vida a Jesús y así ayudarle a llevar almas a su Sagrado Corazón.

Podemos hacer la consagración siguiendo alguna fórmula ya establecida o con las palabras que salgan de nuestro corazón, lo que importa es que le expresemos a Jesús nuestro deseo de vivir bajo su protección y cuidado.

Y en este sentido, también podemos pedirle a Jesús que cuide el corazón de nuestros hijos para que el mundo no los deslumbre y desvíe del camino que lleva al cielo con Él.

CUARTO. Encomienda tu día al Sagrado Corazón de Jesús.
Primero que nada, debemos buscar tener una imagen del Corazón de Jesús porque una de sus promesas es que en la casa que sea expuesta y venerada, Dios las va a bendecir.

Y ahí frente a esta imagen bendita, podemos ir a encomendarle nuestro día, ya sea de forma personal o familia. Esto implica que le estamos pidiendo su ayuda y protección, por lo que en muchas ocaciones las cosas nos saldrán como las hemos planeado, sino como nos convienen más para cumplir la voluntad de Dios en nosotros.

Debemos estar dispuestos a que Jesús se encargue de nuestra vida.

Y QUINTO. Conoce y practica la devoción al Sagrado Corazón de Jesús
Jesús le dice a Santa Margarita María de Alacoque en 1675 que le concederá a todos aquellos que comulguen los nueve primeros viernes de mes seguidos, la gracia de la penitencia final, es decir, que no morirán en desgracia ni sin recibir los Sacramentos. Además de que le promete que Su Divino Corazón será su refugio en aquél último momento.

Es por eso que tenemos una gran oportunidad si con amor asistimos a misa y en condiciones para recibir la sagrada comunión y ofrecerla para reparar los dolores más íntimos que sufre el Sagrado Corazón de Jesús.

En realidad es muy fácil vivir bajo la protección y cuidado del Sagrado Corazón de Jesús, solo es cuestión de que le demos permiso de tomar el control de nuestra vida y seamos dóciles instrumentos en sus manos.

Enseñemos a nuestros hijos a resguardarnos en el Amantísimo Corazón de Jesús.


Te puede interesar: Medio siglo atendiendo la parroquia más extensa de México

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de voxfides.com

@voxfides