Vivamos la gran fiesta de la pascua en nuestra Iglesia doméstica

Los cristianos debemos crear un ambiente alegre en casa para que nuestra familia viva coherentemente la alegría de la Pascua.

Para nosotros los católicos, la Pascua es la máxima fiesta que tenemos ya que celebramos la Resurrección de Jesús y que por ella nos ganó la vida eterna.

Debemos lograr que nuestros hijos vivan y comprendan la importancia que tiene la Pascua, así que debemos tratar de explicárselos y estar seguros de que lo han entendido.

Este año en especial, después de tantas cosas que hemos vivido y después de tantos cambios en nuestra rutina familiar, debemos darle gracias a Dios de que podemos vivir una Pascua más, es por esto que debe ser la mejor Pascua de nuestra vida, para eso aquí te dejo mis 5Tips para lograrlo.

PRIMERO. Tenemos 50 días para celebrar.

Es importante darnos cuenta que debemos celebrar por todo lo alto el que Jesús nos regala, por amor, la vida eterna.

Podemos organizar una comida familiar (nuclear) para darle gracias a Dios por tanto Amor.

Pero también debemos pensar en celebrar estos cincuenta días con actividades especiales donde poder compartir en familia, así que estamos en perfecto tiempo de planear estas celebraciones.

Sería genial que pudiéramos incluir a nuestros hijos en esta planeación para tener actividades que les gusten a todos.

SEGUNDO. Hagamos propósitos para cada día para vivir alegremente.

En este tiempo debemos estar alegres, por eso debemos proponer actividades que nos ayuden a recordar que Jesús nos ganó la vida eterna y que eso es motivo de gran alegría.

Estos propósitos deben ser familiares y todos los miembros de la familia deben participar en ellos.

TERCERO. Que todos noten que estamos alegres, por nuestras obras.

Debemos ser coherentes y actuar como pensamos, por eso es interesante que durante este tiempo de la Pascua, todos noten nuestra alegría.

Si trabajamos lo hagamos alegremente, si estudiamos, lo hagamos con entusiasmo; si barremos o lavamos los platos, lo hagamos con gran alegría y así demos testimonio de que vivimos intensamente la Pascua en nuestra familia.

CUARTO. Leamos cada día algunos versículos de la Biblia sobre la resurrección de Jesús para conocer más sobre ella.

En verdad que la Palabra de Dios nos alimenta y es Jesús mismo que se nos da, por eso podemos leer el libro de los Hechos de los Apóstoles, para reflexionar lo que sucedió con Jesús después de su resurrección y como se consolida la Iglesia con las primeras comunidades.

Aquí podremos comprender como se amaban y ayudaban todos solo por el gusto de ser hijos de Dios y porque Jesús nos ganó la vida eterna.

Y QUINTO. Prepara algún material didáctico para que nuestros hijos pequeños también se integren y vivan la dinámica familiar.

Si tenemos niños pequeños es muy bueno que les preparemos material didáctico para iluminar, recortar, rellenar, etc. Así estaremos reforzando gráficamente todo lo que les hemos dicho.

Los pequeños necesitan de estos refuerzos para ubicarse y captar por todos los sentidos el conocimiento.

Nosotros necesitamos crear un ambiente alegre en casa para que nuestra familia viva coherentemente la alegría de la Pascua por que Jesús nos amó hasta el extremo y nos compró con su pasión, muerte y resurrección, la vida eterna.

Feliz Pascua de Resurrección.

 

Te puede interesar: Bajo el amparo de la Virgen. La oración que venció al terrorista

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de voxfides.com

@voxfides