Que las familias abran su corazón en el Jubileo de la Misericordia

El 27 de diciembre se llevó a cabo el Jubileo de las Familias en el Año de la Misericordia, el primer evento temático del Jubileo de la Misericordia.

Con ocasión del reciente Jubileo de las Familias en el Año de la Misericordia realizado el domingo 27 de diciembre, en Radio Vaticano entrevistamos al padre Guillermo Gutiérrez, del Consejo Pontificio para la Familia, quien resalta la cercanía con el Sínodo de la Familia, y destaca que ha sido el primer evento temático del Jubileo de la Misericordia.

“Las hermosas palabras que el Papa ha dirigido a las familias reunidas, invitándonos justamente a no perder la esperanza en la familia, fue tomando pie de las lecturas del día que nos presentaban al Señor Jesús con sus padres que van en peregrinación justamente al santuario de Jerusalén y que, para cumplir sus obligaciones de creyentes, el Papa recordaba que la especial peregrinación de las familias es la educación de sus hijos, y cómo también es impensable una correcta educación de los hijos sin una vida de oración”.

“Hoy en día me parece que es muy necesario que las familias cristianas redescubran el primado de Dios en sus vidas; ya el Papa Benedicto XVI insistía muchísimo en este aspecto de la vida de oración y de espiritualidad en la familia, una espiritualidad concreta, una espiritualidad que parte de la cotidianidad, de la vida doméstica…”.

“Yo creo que el atravesar la Puerta Santa de la Catedral, de los Santuarios, es una invitación, como el Papa nos invitaba, a entrar en el corazón de Dios, en el corazón de la misericordia de Dios. Las familias hoy en día tienen que hacerse en el mundo mensajeras de esta misericordia, primero viviéndola al interior de los muros domésticos, pero luego también en una grande solidaridad, que nuestras familias sean abiertas para ir al encuentro de las necesidades de los más sufrientes, necesitados, pobres, o con todo tipo de sufrimiento; también en una grande solidaridad entre las familias, necesitamos que las familias estén cerca unas de otras como agentes de misericordia: gente que ha vivido y experimentado el Amor de Dios, el perdón de Dios, la reconciliación con Dios, se hace agente de reconciliación, se hace agente de la misericordia de Dios, comparte este amor con todos”.

“Y hoy en nuestro mundo no cabe duda que, sea en las familias, sea en las sociedades, sea a nivel internacional, global, tenemos tanta y tanta necesidad de este mensaje y de esta realidad del Amor, de la Misericordia, del perdón”.

“Vale aquí lo que el Papa decía a la Curia: de nada sirve que se abran las puertas de las catedrales, si no se abren nuestros corazones… mi invitación a las familias es que también ellas abran las puertas de su corazón de par en par a este Amor infinito, incondicional, de Dios nuestro Padre y Jesucristo nuestro Señor”.

El audio completo se puede escuchar AQUÍ.

 

 

(Mercedes De La Torre – Radio Vaticano)

 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.