La familia es transmisora de la fe y los buenos afectos

Fundada en el hombre y la mujer, la familia es la pequeña iglesia que inicia en la fe. En la familia aprendemos la sabiduría de los afectos.