¡Valora las tres dimensiones de la vida familiar!

Al valorar las tres dimensiones de la vida familiar, todo cobra sentido: familia, trabajo, alegría, sufrimiento y muerte.