Frailes en busca de la renovación

Atienden personas con adicciones, indigentes y brindan educación en zonas marginadas como lo habría hecho San Francisco de Asís en el siglo XXI.

Ocho frailes franciscanos capuchinos, en 1987 se aferraron al ideal del “Pobre de Asís” y comenzaron una comunidad en el Bronx, en Nueva York, una zona donde abunda la droga.

Hace poco más de 800 años, san Francisco de Asís inició con su vida de imitación a Jesús una renovación en toda la Iglesia y del ejemplo del “hermano universal” nació toda una familia que órdenes religiosas, no obstante, la condición humana siempre se llena de los polvos del camino y al mismo tiempo siempre busca ir más allá.

Así alrededor de hace 30 años, 8 frailes franciscanos capuchinos deseosos vivir plenamente la vida evangélica y el ideal franciscano se unieron para iniciar la Comunidad de los Franciscanos de la Renovación, Franciscans Friars of the Renewal (C.F.R.), cuyo espíritu y apostolado tienen su origen en la reforma capuchina del siglo XVI.

Su historia empieza en 1987, año jubilar mariano, y ellos mismos declaran que san Juan Pablo II fue una enorme fuente de inspiración.

Así con ese ímpetu por vivir el Evangelio, pronto esos 8 frailes se encontraban trabajando en un barrio del sur del Bronx en Nueva York, un barrio donde la droga abunda. Como todo inicio fue complicado y dejar su congregación fue un proceso difícil en el que no todos sus hermanos capuchinos comprendieron los motivos de su decisión. 

De este modo se encontraron dando servicio a los hermanos adictos, a los indigentes y educando en la mayor medida posible a los niños con los que tenían contacto. 

En su viaje al centro del Evangelio en el mismo Bronx, recibieron ayuda del arzobispo de Nueva York, cardenal O´Connor y de la Madre Teresa de Calcuta. Este camino de renovación que comenzó con 8 frailes ahora lo recorren más de 120 hermanos, cuya vida de oración es muy intensa, de varias horas repartidas a lo largo del día pero que incluye adoración al Santísimo cada día y el santo rosario en comunidad, además consideran que la calidad de la vocaciones es más importante que la cantidad de éstas.

Ahora su trabajo no sólo se desarrolla en Nueva York o los Estados Unidos sino en otros países como Nicaragua y Honduras.

Para mayor información: http://franciscanfriars.com en inglés y https://www.frailesfranciscanos.com/inicio en español. 

 

Te puede interesar: San José obrero, fiesta que apacigua los ánimos

 

@voxfides

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.