Lanzan Campaña de Cuaresma para África “Su fe es nuestra esperanza”

Con esta campaña, la Fundación Pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada quiere dar a conocer el sufrimiento de los cristianos en varios países africanos atacados por el terrorismo islámico.

ACN.- La organización internacional de Ayuda a la Iglesia Necesitada dedicará su campaña de Cuaresma y Pascua a África. Bajo el lema “Su fe es nuestra esperanza”, la Fundación Pontificia quiere apostar por este continente que acoge a casi 1 mil 112 millones de habitantes (de los cuales, 215 millones son católicos) cuya edad media ronda los 19 años.

Fiel a su carisma de solidaridad con la Iglesia perseguida, la fundación quiere dar a conocer el sufrimiento de los cristianos en varios países africanos atacados directamente por el terrorismo islámico, como Nigeria, Camerún, la República Centroafricana o Chad, por citar solo algunos. Al mismo tiempo ACN pretende llamar la atención sobre uno de los problemas más graves para el futuro del continente: la velada pero continua infiltración de fundamentalismo islámico en otros países africanos en los que hasta ahora cristianos y musulmanes han vivido en profunda paz y armonía. La fundación que en 2015 y 2016 focalizó su ayuda especialmente a los cristianos perseguidos en Oriente Medio es especialmente sensible a las preocupantes noticias que llegan de misioneros y religiosos nativos de diferentes países africanos.

Tanzania, Kenia, Benín, Senegal o Uganda, son algunos de los 45 países africanos en los cuales ACN desarrolla más de 1800 proyectos anuales.  Muchos de los socios de proyectos de estos países confirman la agenda de regímenes islámicos extremistas (Arabia Saudita, Sudán, Yemen e Irán) que financian con becas a africanos jóvenes y ambiciosos. Su misión es volver a sus países de origen y quebrantar el orden establecido de cohabitación pacífica. También informan de la presión de grupos musulmanes que entregan dinero o posibilidad de trabajo a niños y jóvenes a cambio de que se conviertan a su religión, induciendo a menospreciar a los que siguen siendo cristianos.

A pesar de las dificultades la Iglesia africana ha cuadriplicado en los últimos 35 años el número de creyentes, pasando de 55 a 214 millones de fieles. Según las estadísticas de la Iglesia católica África lidera desde hace años el aumento de católicos en el mundo (46%). Además es una Iglesia muy joven que en muchos países no cuenta con más de 200 años de historia. Junto con Asia, son los únicos continentes con un aumento anual de vocaciones sacerdotales.

Sin embargo y paradójicamente a África le corresponde el 2% del rendimiento económico mundial. En la lista de los 25 países de menor desarrollo humano en los mundos todos menos uno (Afganistán) son africanos.  El África subsahariana acoge a 18 millones, es decir el 26% de la población mundial de refugiados.

En reciente fecha una delegación de ACN visitó las diócesis más afectadas por Boko Haram en Nigeria. Un total de 14 miembros incluidos directores de las sedes nacionales y miembros de los departamentos de comunicación de diferentes países de la fundación pontificia Aid to the Church in Need (ACN) viajaron a los estados de Borno, Jos y Kaduna, en el norte de Nigeria para recabar información y mostrar solidaridad con los cristianos. En esta región, de mayoría musulmana, los cristianos sufren tensiones y violencia y han sido afectadas por los ataques del grupo terrorista islamista Boko Haram.

La delegación se desplazó por vía aérea a Maiduguri, capital del estado de Borno, lugar de nacimiento de Boko Haram y uno de los estados más afectados por el terror fundamentalista islámico. Aunque la ciudad de Maiduguri se encuentra bajo control del gobierno, que ha expulsado a los terroristas de la ciudad hacia los pantanos de Sambisa, la metrópolis ha sufrido repetidos intentos de ataques suicidas en las últimas semanas. Borno cuenta con 20 campos de refugiados gubernamentales, como el de Dalori con más de 14.000 personas. Además se calculan 500.000 desplazados que viven en la capital acogidos por familiares, amigos o instituciones caritativas. La delegación de ACN visitó 25 familias católicas de la comunidad Pulka de Gwoza, refugiadas desde hace dos años en un terreno cedido por la iglesia en Maiduguri, así como un campo no gubernamental con 7.000 refugiados cristianos de diferentes confesiones atendido por la Christian Nigerian Association, CNA.

Según las cifras dadas por la ONU, Boko Haram ha afectado la vida de 26 millones de personas, en el Estado de Borno y cinco estados más de Nigeria. La delegación de ACN pudo poner rostros escuchando los terroríficos y dolorosos testimonios de algunas de esas víctimas: viudas que vieron morir degollados a sus maridos, sacerdotes que tuvieron que evacuar a escondidas a docenas de niños de las escuelas, personas que sobrevivieron semanas escondidas en sus casas para no ser encontradas por los terroristas, pero también testimonios como el de Rebeca o Raquel que fueron capturadas y torturadas por Boko Haram.

Especialmente importante para el trabajo de información de la fundación pontificia fue la visita a Kafanchan, diócesis de la parte sur del estado de Kaduna, que sufre un embate de ataques salvajes por parte de los Fulani, pastores nómadas musulmanes, que arrasan y aniquilan pueblos cristianos.  Si bien estos problemas son ancestrales y los Fulani se expanden por varios países africanos, en la zona de Kanfanchan según un reporte entregado por la diócesis a la delegación de ACN, desde 2011 se han registrado ataques a 71 pueblos con un total de 988 muertos, 2.712 casas y 20 iglesias destruidas. Especialmente la falta de protección y respuesta por las fuerzas de seguridad producen desaliento en la comunidad cristiana del sur del estado de Kaduna. En el reporte se describen casos de inacción voluntaria o incluso colaboración entre las fuerzas estatales y los atacantes. 

Julieta Appendini, directora de Ayuda a la Iglesia Necesitada-México y Dominik Kustra, promotor de ACN de la oficina en México formaron parte de la delegación que viajó a Nigeria y que visitó algunos de los proyectos que la fundación gracias a la ayuda de sus muchos benefactores en todo el mundo ha realizado en esta parte del país. Por ejemplo se visitaron dos iglesias y casas parroquiales en Kaduna destruidas por ataques fundamentalistas islámicos y reconstruidas gracias a ACN.

 

 

@voxfides

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.