Pronuncia SS Francisco primer mensaje de paz en Kenia

Frente a autoridades y pueblo keniata el Papa trasmitió un mensaje de paz y esperanza cuyo objeto es la reconciliación de la humanidad con la naturaleza.

El miércoles 25 de noviembre comenzó el primer viaje apostólico del Papa Francisco al continente africano, que incluirá la visita a tres países: Kenia, Uganda y República Centroafricana. El Pontífice partió muy temprano por la mañana de la Santa Sede, con dirección a Nairobi, Kenia.

Durante el vuelo, el Padre Lombardi brindó una pequeña introducción a los periodistas que les acompañan en el viaje, indicando que antes de partir Su Santidad acudió a la Basílica de Santa María la Mayor a encomendar su gira a la Virgen; también mencionó que en Santa Marta tuvo oportunidad de reunirse con once mujeres y sus hijos, víctimas de violencia, trata de personas y prostitución, los cuales ya están siendo auxiliados por una Casa de Religiosas, para su recuperación.

Por su parte, la periodista Valentina Alazraki, publicó en la red social Facebook, que el Papa, al ser cuestionado sobre si albergaba algún temor por “las amenazas a su seguridad” respondió que “lo que más le preocupa son los mosquitos africanos”. Además, compartió que el Papa le confirmó su visita 4 ciudades de México, entre ellas el Distrito Federal y Ciudad Juárez.

A su llegada a Nairobi, Su Santidad fue recibido con la ceremonia de bienvenida, realizó una visita de cortesía al Presidente de la República, y posteriormente pronunció un discurso ante las autoridades y el cuerpo diplomático.

En su intervención mencionó que: “Los jóvenes son la mayor riqueza de una Nación” y que “protegerlos, invertir en ellos y tenderles una mano es la mejor forma de garantizarles un futuro digno…”.

Por otro lado, señaló que el cuidado de la naturaleza está muy dentro del corazón del pueblo keniata, y que “existe una clara relación entre la protección de la naturaleza y la construcción de un orden justo y equitativo. No pude haber una renovación de nuestra relación con la naturaleza sin una renovación de la humanidad misma”.

Señaló que en las sociedades que experimentan la división, todos los hombres de buena voluntad, “están llamados a trabajar por la reconciliación, la paz, el perdón y la sanación”, y que los conflictos así como el terrorismo se alimentan del “miedo, la desconfianza y la desesperación”, y “nacen de la pobreza y la frustración”.

Finalmente, llamó a los líderes de diferentes ámbitos a que protejan y promuevan los grandes valores de su nación y que en el ánimo del Evangelio, que dice que a aquel a quien mucho se le ha confiado mucho se le exigirá, les alentó a “trabajar con honestidad y transparencia por el bien común” y la solidaridad con todos.

Con este encuentro culminó la primera jornada del Papa en Kenia.

 

 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.